El Delfín de Cabeza de melón: Características, dónde se puede localizar, cómo se alimentan, cómo es su reproducción, entre otros aspectos de interés.

El Delfín de Cabeza de Melón (Peponocephala electra) también conocido como el Calderón pequeño, se encuentra por lo general en aguas pelágicas, a lo largo de la plataforma continental y viene a la costa solo cuando las aguas son profundas.

Sin embargo no existe mucha documentación sobre esta especie, solo hay algunos registros de varamientos y pocas zonas como Hawái y Filipas donde pueden ser hallados.

Este delfín de cabeza de melón fue encontrado e identificado por John Edward Gray en 1846, quien le atribuyó como nombre científico  Lagenorhynchus electra. Cabe señalar que el término Peponocephala fue atribuido recientemente.

Características del delfín de cabeza de melón

1.- Cuerpo y morfología:

Esta especie tiene un cuerpo alargado y fino con forma de proyectil. Alcanza una longitud máxima de 2,65 m en el caso de los machos. Las hembras por su parte pueden medir hasta 2,75 m. Las crías recién nacidas miden aproximadamente 1,00 m. Su peso generalmente en el caso de los machos es de 275 kg y en las hembra es desconocido, al igual que el peso de las crías.

Su cabeza tiene forma puntiaguda y de melón circular. No posee pico. Por el contrario, su extremo es curvo y afilado. Las hembras por su parte poseen un pico no muy bien definido.

Por otro lado, sus aletas pectorales son muy largas, curvas y afiladas. Su aleta dorsal es redondeada. Además posee una cola larga y ciertos machos maduros pueden tener una quilla en su vientre.

2.- Coloración:

La tonalidad de su cuerpo va de gris oscuro o negro tizón. Posee además una capa más oscura a lo largo de su aleta dorsal. El área urogenital está rodeada por una mancha blanca al igual que sus labios. En sus ojos se pueden observar unas manchas negras similares a una máscara.

3.- Señas distintivas:

Cuando observamos a este hermoso delfín desde arriba, se puede apreciar una cabeza más triangular que otros delfines y además no posee manchas dorsales.

¿ Dónde se puede localizar al delfín cabeza de melón?

El delfín cabeza de melón puede encontrarse en aguas tropicales y subtropicales del océano Atlántico, Pacífico e Índico. Su alcance de distribución es de 40° norte hasta 35° sur, incluyendo el Golfo de México, de Bengala, el Mar del Sur de China, el mar Timor y el Arábigo.

Además puede ser localizado en Estados Unidos, Singapur, México, Australia, las Islas Salomón, Bahamas, Tanzania, Irán, Belice, Irán, Cuba, Puerto Rico, Taiwán, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Nueva Guinea, Papúa, Japón, entre otras zonas.

Cabe destacar que este mamífero marino vive en zonas de considerable profundidad sobre la plataforma continental y en los alrededores de las islas oceánicas, en aguas cuya temperatura es superior a los 25° centígrados.

El delfín de cabeza de melón: Principales características

¿ De qué se alimentan?

El delfín cabeza de melón se nutre comúnmente de cefalópodos y peces pequeños. Especialmente se inclina por consumir con frecuencia calamares. Pero en ciertos casos se alimenta de crustáceos.

Para encontrar a sus presas se sumerge en aguas de moderada profundidad. Primero detectan su alimento. Luego lo persiguen hasta llevarlo a la superficie donde es capturado para ingerirlo.

¿ Cómo es su reproducción?

La madurez sexual de esta especie tardía, ya que el macho la alcanza  a los 15 o 16 años y medio. La hembra por su parte la obtiene a los 11 años y medio, con una longitud de 2.34 a 2.45 m.

Su tiempo de gestación es de aproximadamente 12 meses y la hembra solo tiene una cría. Al respecto no hay suficiente información sobre su reproducción o épocas de apareamientos y nacimientos. Pero los investigadores han encontrado que en latitudes altas, la mayoría de los partos se presentan en julio y agosto. Por el contrario, en las bajas latitudes aparecen en los meses de primavera.

Las crías nacen obteniendo un peso inicial de 10 a 15 kilogramos, y la hembra da a luz cada 2 o 3 años aproximadamente.

Delfín de cabeza de melón: Aspectos relevantes

¿Cómo es el comportamiento del delfín de cabeza de melón?

El delfín cabeza de melón es una especie muy sociable. Sus manadas están generalmente compuestas de 100 a 500 ejemplares. Por lo cual son muy numerosas y hasta se han visualizado grupos de 2000 de estos delfines.

Las relaciones entre estos cetáceos son muy íntimas. Así que es común observar la cooperación entre éstos para alimentarse.

Por lo general se vinculan con otros tipos de cetáceos como los delfines de Fraser, acróbatas de hocico largo y otros delfínes como los de la especie de Stenella frontalis y Globicephala macrorhynchus.

Los delfines cuando nadan en manadas pueden a su vez formar grupos más pequeños. En ciertas zonas como Brasil, Japón, Australia, las islas Seychelles, Costa Rica, entre otros, es un poco común observar los varamientos masivos. Por lo cual se puede apreciar la estrecha relación entre estos animales.

Por otro lado, cuando nada de manera individual se muestra veloz. Pero en su manada tiene una velocidad menor y pueden trasladarse con la cabeza en la superficie.

Estos delfines no se destacan por sus acrobacias. Sin embargo si pueden dar saltos fuera del agua pero a poca altura. Se muestra tímida con embarcaciones y botes, pero nadan en la proa de las embarcaciones en zonas en las que no son acosadas.

En este sentido, estos mamíferos marinos pueden ser muy demostrativos cuando no se les perturba. Muchos han sido vistos “marsopeando” y haciendo mucho desplazamiento de agua.

Estado de conservación y amenazas más latentes:

El Delfín cabeza de melón corresponde a uno de los cetáceos más reportados en varamientos masivos, donde el más reciente tuvo lugar en Madagascar en 2008, en el que más de 50 delfines quedaron murieron al quedar atrapados en una bahía poco profunda. Las causas de dicho varamiento se desconoce, sin embargo se piensa que tiene relación con la prospección sísmica que se estaba ejecutando en la zona justo antes del incidente. Para mayor información, puedes observar el siguiente video:

No obstante, este delfín se ubica dentro de la categoría de “Preocupación menor” dentro de la Lista Roja de Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Pero en la actualidad presenta las siguientes amenazas:

  • La pesca incidental que consiste en el uso de redes de cerco y de deriva. Generalmente ocurre en el Océano Pacífico.
  • La caza directa, la cual se da para trasladarlos a parques acuáticos.
  • La Contaminación y destrucción de su hábitat, donde este delfín se ve amenazado por las sustancias químicas. Además el cambio climático resulta ser un peligro, ya que varían las propiedades del agua.

A pesar de todos estos peligros, esta especie se encuentra en el Apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) la cual incluye especies, cuyo comercio internacional debe ser controlado. En la actualidad no hay datos sobre otras medidas de conservación de este cetáceo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *