Los Sirenios: Evolución, Características, Alimentación, Comportamiento, Distribución y Clasificación

El nombre de los sirenios proviene del griego antiguo Σειρήνες (Seirenes), que denota “sirenas”. Éste es adoptado por su similitud con estos seres cuando están amamantando a las crías.

Los sirenios pertenecen a un orden de mamíferos acuáticos herbívoros. Por lo cual son llamados “vacas marinas “con dos familias vivientes: Dugong y Trichechus. Corresponden al superorden de los afroterios, entre los animales actuales encontramos los elefantes que son sus parientes más cercanos.

Habitan en las aguas cálidas de los océanos tropicales y en aguas costeras, de estuario o fluviales. Estos mamíferos están muy  adaptados a la vida acuática, y jamás dejan el agua ni siquiera para dar a luz.

​En este sentido, los sirenios junto con los cetáceos, son los únicos mamíferos adecuados totalmente a la vida acuática. Son superficialmente similares a los pinnípedos como las focas y las morsas, con las que no tienen ningún parentesco evolutivo. Se diferencian de estos en el tipo de alimentación, ya que los pinnípedos son carnívoros y los sirenios son herbívoros.

Los sirenios son especies marinas pesadas y grandes. Su desplazamiento es lento y viven  en aguas tropicales, en las costas, estuarios e inclusive podemos apreciarlos en ríos.

Son conocidos por su docilidad, por lo cual son presas fáciles para la caza, en la cual se busca especialmente su carne y su piel. Esto los ha llevado al peligro de ser extinguidos. Pero en la actualidad son animales protegidos.

Evolución de los sirenios

En la actualidad los sirenios son animales herbívoros adaptados totalmente a la vida acuática. Sin embargo, esta condición ha sido alcanzada por no existe la menor duda de que han alcanzado esta condición por una alteración de un tipo de organización esencial ungulado. Quizás no muy desigual del de los primitivos proboscídeos.

Los primeros fósiles de sirenios proceden del Ypresiense (Eoceno Inferior) de Hungría y tienen una edad de cincuenta millones de años aproximadamente. Éste es un herbívoro de cuatro patas que aún podían desplazarse por tierra firme. Sin embargo es probable que ya vivían prácticamente todo el tiempo en el agua.

Durante los siguientes millones de años, los sirenios fueron evolucionando como demuestran los numerosos fósiles hallados en lo que anteriormente fueron las zonas costeras del océano de Tetis.

En este sentido, se han encontrado fósiles sobre todo en la costa de Norteamérica y Europa, así como también en el norte y este de África, Pakistan, la India y la Isla de Java. Rápidamente desaparecieron las patas traseras de estas especies y se desarrolló una aleta caudal.

En el Eoceno surgieron las familias Prorastomidae y Protosirenidae, ambas extinguidas en la actualidad. Así como los dugónguidos. Éstos revelan una gran semejanza con los ungulados de aquella época, ya que los orificios nasales se encuentran en posición dorsal, como en las formas modernas. Sin embargo, la hilera de dientes estaba completa y tenían pequeñas patas traseras.

Por otro lado, los manatíes fueron descubiertos a finales del Eoceno o comienzos del Mioceno, hace unos veintitrés millones de años aproximadamente. De los Prorastomida y los Protosirenidae ya no quedaba nada en el Oligoceno, de forma que desde esa época,  solo subsistían los dugónguidos y los triquéquidos.

Hace aproximadamente dos millones de años, en el Mioceno y Plioceno, los sirenios eran mucho más habituales y variados que en la actualidad. La causa puede deberse al cambio climático del Pleistoceno y su glaciación. Por lo cual el grupo se ha reducido a unas pocas especies.

Los Sirenios
Manatí y Dugongo

9 Características relevantes de los sirenios

1.- El tamaño:

Los sirenios son especies de gran tamaño con un cuerpo cilíndrico. En la actualidad tienen una longitud de entre 2,5 y 4 metros. El peso oscila entre 250 y un máximo de 1.500 kg. Las patas delanteras se han transformado en aletas, y las patas traseras se han disminuido.

2.- Las aletas:

En comparación con la mayoría de los cetáceos, no poseen aleta dorsal, y la cola ha quedado convertida en una aleta horizontal. Un músculo cutáneo modificado, forma el músculo principal de propulsión de la aleta caudal. La forma de la aleta caudal puede variar y es la característica distintiva más relevante entre las dos familias modernas.

Por otro lado,  los dugongos presentan una aleta en forma de media luna y los manatíes poseen una en forma de círculo o de pala.

3.- La piel:

Ésta es muy gruesa y arrugada. Sin embargo en las especies vivientes actualmente que viven en aguas tropicales, la epidermis es muy delgada.

Los pelos de los sirenios están limitados a algunos pelos cerca de la boca, así como algunos en el tronco. A diferencia de los embriones que tienen un pelaje completo, y los sirenios recién nacidos que poseen mucho más pelo que los adultos.

4.- El cráneo:

Los sirenios poseen los huesos del esqueleto muy robustos y presentan un gran espesor de la materia ósea debido a un proceso de paquiostosis que causa una disminución de los canales haversianos y los poros medulares.

El esqueleto, y por ende el animal, por lo general son más pesados y presentan  una menor sustentación en el agua. Pero los huesos son menos flexibles y se pueden romper fácilmente. El cráneo tiene un rostro muy alargado conformado por el hueso incisivo, que en el caso del dugongo se curva hacia adelante y hacia abajo.

Los huesos yugales son muy extensos y están en una posición alta del cráneo. Se inserta la musculatura masticatoria con el gran músculo masetero. Las narices están muy  atrás, cerca de la dorsal del cráneo. La parte posterior del cráneo está formada por el neurocráneo y las sienes. Es considerablemente pequeña.

5.- La dentición:

La dentición se diferencia en cada grupo de sirenios. En los manatíes, los incisivos se encuentran atrofiados. En los dugongos, el primer incisivo forma un pequeño colmillo en el caso de los machos. Pero en el caso de las hembras no sobresale de la mandíbula. Las especies actuales no tienen  caninos.

6.- Los pulmones:

Tanto en los sirenios, como en los diferentes mamíferos, los pulmones se encuentran encima del diafragma. El diafragma, posee una gran extensión horizontal y llega hasta poco antes de los vestigios de la pelvis, de manera que los pulmones quedan en el área dorsal.

De esta manera, la sustentación hecha por los pulmones llenos de aire queda esparcida por todo el plano horizontal del mamífero. Esto le permite moverse y nadar de forma estable dentro del agua.

7.- El corazón:

Éste está ubicado cerca de la cabeza, entre los dos pulmones. Tiene un profundo corte entre los dos ventrículos, en el ápice del corazón. Por lo cual, los sirenios tienen un corazón dividido en dos costados. Esto es una característica particular (una autoapomorfia) que solo se puede apreciar en ellos y en los proboscídeos, y que prueba su correlación filogenética.

8.- El aparato digestivo:

Está compuesto de un estómago de una sola cámara con un intestino que tiene una gran protuberancia.  Mide unas veinte veces la longitud corporal de la especie. El estómago y el bulbo tienen la función de almacenar el alimento una vez  masticado.

Por su parte, la digestión se realiza en el intestino. El alimento tarda aproximadamente cinco días en ser expulsado desde que es ingerido.

9.- Los ovarios y testículos:

Los ovarios de las hembras están ubicados cerca de las paredes del estómago. El útero es bicorne, y las dos mitades se dividen por una pared interna. Los testículos de los machos además se encuentran en la cavidad abdominal. El pene se ubica bajo las paredes del estómago.

Alimentación:

Los sirenios se alimentan por lo general de materia vegetal. Su dieta consiste en algas, hierbas y plantas marinas. Además comen hojas de árboles que están a su alcance, tal como el caso de los manglares. Los manatíes requieren entre 45 y 78 kilogramos de alimento al día, de manera que se dedican unas entre seis u ocho horas al día comiendo. Se alimentan específicamente cerca de la superficie. Por otro lado los dugongos se alimentan únicamente en el fondo del mar.

No existen estudios definidos acerca de que los sirenios se nutran además de presas animales. Sin embargo, es muy probable que sin darse cuenta, consuman pequeños invertebrados junto con su alimento vegetal. Éstos les sirven de fuente de proteínas.

En este sentido, existen casos de ejemplares en cautividad que ingerían peces, tal como el caso de los manatíes del Caribe, en Jamaica.

Comportamiento:

En la actualidad se sabe muy poco sobre el estilo de vida y comportamiento social de los sirenios. Éstos generalmente viven solitarios o en pequeños grupos familiares. Sin embargo en escasas ocasiones se forman grupos más grandes con diferentes centenares de animales. De esta manera, casi no surgen interacciones sociales, con excepción del vínculo entre madre y cría, que se da durante un par de años.

En este sentido, no se puede establecer un estilo de vida nocturno o diurno, debido a que estos animales pueden mostrarse activos tanto en el día como en la noche. La comunicación se da específicamente mediante medios acústicos y táctiles.

 Entre las madres y las crías se pueden apreciar sonidos denominados  “duetos de madre y cría” que se emiten en una frecuencia de aproximadamente 600 y 6.000 hertzios.

Los sirenios se desplazan flotando y nadando. Los adultos salen hacia la superficie para respirar entre cada uno y cinco minutos. Pero las sumersiones más duraderas se dan por veinte minutos.

Los sirenios tienen muy pocos predadores naturales aparte de los humanos. Tiburones y orcas en los hábitats marinos, cocodrilos en los hábitats fluviales y además los jaguares en Sudamérica.

Los Sirenios: Comportamiento
Manatíes

Distribución geográfica de los sirenios:

Las regiones que habitan las especies vivientes de sirenios no se intercalan, y además se encuentran muy distantes unas de otras. Por lo cual la única especie actual de dugónguido, el dugongo (Dugon dugon), se puede encontrar solamente en las aguas costeras del océano Índico, en la que se incluye  el mar Rojo.

Con respecto a las tres especies de Trichechus (Manatíes) se reparten por una región del golfo de México, delante de la Costa de Florida y el sudeste de los Estados Unidos.

De igual manera podemos encontrar a esta especie en la costa septentrional de Sudamérica (Manatí del Caribe); en la región del río Amazonas en Sudamérica (Manatí amazónico);  y finalmente en los sistemas fluviales del río Níger y diferentes ríos de África occidental (Manatí africano).

Cabe destacar que las especies vivientes de estos ejemplares de sirenios se encuentran actualmente en aguas tropicales mientras que el hábitat de la extinta vaca marina de Steller se situaba en las aguas polares del mar de Bering.

Clasificación de los sirenios:

En cuanto a las especies actuales de estos mamíferos marinos, solo sobreviven cuatro especies en dos familias:

  • Los dugónguidos (Dugongidae): Sólo incluyen una especie viviente actualmente, el dugongo (Dugong dugon).
  • Los triquéquidos (Trichechidae) o manatíes: que agrupan tres especies en un único género: Trichechus (Manatus, Inunguis y senegalensis).
  • Steller (Hydrodamalis gigas): Extinta hace 250 años

Cabe destacar que existe una cuarta especie, un manatí  enano cuya longitud de 1,3 metros aproximadamente. Éste habita en un afluente del río brasileño Aripuaná. Sin embargo no ha sido concretada de manera válida y la opinión científica predominante es la referida a que estos animales no son solo ejemplares jóvenes de manatí amazónico.

Los Dugónguidos

La familia Dugongidae (Dugongo) sólo incluye actualmente una especie  viviente. Éste habita únicamente en las aguas costeras del Océano Índico y Norte de Austria, incluyendo el mar Rojo.  No profundizan en aguas con temperaturas inferiores a los 20 °C, y no  se encuentran  en agua dulce.

En este sentido este ejemplar vive de manera solitaria, en parejas o en pequeños grupos familiares. Pero existen algunos casos específicos de hasta 100 individuos, los cuales se alimentan en una misma zona.

Los Sirenios: Clasificación
Dugongo

Los Triquéquidos

La familia Trichechidae  (Manatíes o vacas marinas),  se agrupa  en tres o cuatro  especies en un solo género:  Trichechus. Éstos viven en las aguas cálidas poco profundas de las costas del océano Atlántico.

Según algunos relatos, los marineros confundían las aletas de los manatíes con las manos. Por lo cual lo llamaron manatí, o ” dotados de manos” en latín. Son animales herbívoros y se la pasan buscando y alimentándose de plantas ribereñas. Se distinguen de los dugongos por tener una cola aplanada horizontalmente en forma de espátula, en vez de forma de media luna.

Los Sirenios: Clasificación
Manatí

Finalmente los sirenios son mamíferos marinos muy asombrosos que forman parte de nuestro ecosistema. Por lo cual es importante conocer un poco acerca de ellos y crear conciencia para protegerlos de su principal predador, el humano.

Referencias

Wikipedia-La Enciclopedia Libre (2018) “Cetacea”
 https://es.wikipedia.org/wiki/Cetacea

 

Elhogarnatural (2018) “Sirenios” http://www.elhogarnatural.com/otros%20animales/Sirenios.htm